¿Porqué viajar te cambia la vida?

Seguramente todos hemos escuchado esa frase, a través de amigos, familiares, revistas o entrevistas. Sin embargo no es que todos los viajes sean un punto de inflexión en la vida, es decir un viaje al Rollo o a Tepetongo (parques acuáticos en Mexico) quizás no sea una life changin experience como tal, bueno quizás para algunas personas que han soñado con ese momento toda su vida claro podría serlo.  Pero ¿Qué es lo que puede hacer de un viaje una experiencia capaz de cambiar tu manera de actuar y ver la vida?


Viajar te hace valorar lo que tienes y lo que no tienes.



Valoras a tu familia.


Cuando viajas solo por primera vez o tomas un viaje que dura unos días, semanas o meses comienzas a valorar a tu familia por que están ahí contigo y seguramente llegará un momento en el que los extrañes, tampoco los tienes ahí a tu lado para que te cuiden y protejan, desde un piquete de mosco hasta para que te inviten a comer a algún lugar o te “apapachen” si te sientes triste, solo o asustado.

Valoras los consejos que recibes.

Es verdad, cuando estas en casa con tu familia lo que menos quieres escuchar son los consejos y regaños de tus papás: “fíjate por donde vas, no llegues demasiado noche, no tomes tanto, no hables con extraños, etc, etc, ¿Porqué no llamaste? ¿te mandas solo o qué?” Pero cuando realmente tienes la libertad de hacer lo que se te antoje es cuando te das cuenta que inconscientemente sigues varios de esos consejos casi al pie de la letra.
Algo que también procuro hacer es escuchar atento los consejos de aquellos viajeros que encuentro en el camino, sobre todo de aquellos mas experimentados, nunca sabes en que momento pondrás a prueba una de esas valiosas recomendaciones.

Valoras el poder viajar.

Cuando estás en pleno viaje y tienes la oportunidad de ver paisajes impresionantes, vistas que no encuentras en tu ciudad o tu país, cuando ves a gente increíblemente bella mientras caminas las calles de la ciudad, mientras aprendes de su historia y platicas con gente que tiene tantas historias que contar, cuando haces amigos en el camino, te das cuenta de la gran bendición que significa viajar y poder hacerlo aunque sea por un tiempo corto.
Quizás algunos por que no tengan las posibilidades económicas para hacerlo, otros por el miedo que les genera viajar solos o lejos de casa o muchos por que no tienen el tiempo para hacerlo. Lo cual me lleva a recordarte que:


 EL TIEMPO es el RECURSO mas importante con el que contamos y a diferencia del DINERO que es otro de los principales,  el TIEMPO es un recurso NO RENOVABLE, de ahí la gran importancia de este.


 

Te  vuelves mas agradecido.

Cuando te das cuenta de esta gran oportunidad que tienes de poder viajar y disfrutar de nuevas experiencias culturales,  otras tradiciones, otro tipo de comida, nuevas amistades, otro idioma, nuevos paisajes etc., te vuelves una persona mas agradecida con la vida, pues sabes que todo eso que estas experimentando es algo que no todos lo pueden vivir, entonces sabes y sientes lo afortunado que eres de poder hacerlo.

Logras entender que la vida se trata de disfrutar y hacer lo que realmente te gusta, reir, comer, disfrutar los instantes, grabarlos en tu mente, respirar, amar, te vuelves menos apegado a las cosas materiales y disfrutas mas las experiencias, por que entiendes que el dinero es un recurso que puedes generar nuevamente.

Te vuelves mas responsable y maduro.

Cuando viajas solo sabes que no hay nadie que este ahí para decirte que hacer y que no, quizás las primeras semanas te vuelvas loco y hagas todo aquello que tus padres te impedían, pero después de un tiempo, cuando los recursos que tenias destinados para un mes te los acabas en una semana en la fiesta, el alcohol o en lo que sea que lo hayas gastado, reconoces que la regaste, y aunque tus papas te vuelvan a mandar dinero, sabes que tienes que ser mas responsable con la manera en que ocupas tu dinero y tu tiempo.

Otro ejemplo de esto es cuando tienes que planear tu viaje, desde el avión hasta  el bus, el tren y el hospedaje, entonces te das cuenta que debes buscar la manera de llegar al aeropuerto a tiempo, transportarte hasta otro punto para no perder el bus o el tren y llegar a tiempo para hacer el check- in en el hotel y por supuesto “papi no esta ahi para llevarte” entonces aparece esa persona en ti capaz de resolver problemas, planear y actuar.


VIAJAMOS PARA CAMBIAR, NO DE LUGAR SINO DE IDEAS. Hipólito Taine.


Te vuelves responsable de tu salud y tu seguridad.

Podrás mentirle a tu familia para que no se preocupen por tí, pero sabes que debes ser mas responsable de tus acciones, si te emborrachas fuera de casa quien te llevará, si vas a una zona insegura que no conoces, si no estas comiendo bien, con que amistades te juntas,  si usas preservativos, anticonceptivos o solamente te persignas y le pides al santo de tu devoción que todo salga bien. Sabes que cada acción que tomes tendrá una consecuencia y el unico que tendrá que resolverlo seras tú.

Una de las principales maneras en la que te hace CRECER el viajar es que te hace salir de esa zona de comfort en la que has permanecido por mucho tiempo, por lo menos 18 años de tu vida, tiempo en el que muchos aún viven con sus padres. Estando lejos de tu familia lejos de esa comodidad y seguridad que te proporcionan, comienzas a conocer cualidades y habilidades, partes de tu personalidad que no sabias que tenias, claro estas en modo independiente, survivor, explorador, ser auto-suficiente y todo lo que no sabias que existía en tí aparece en el mejor momento.  Así que si quieres conocerte mas y explorar esas cualidades que aun no descubres en ti, viajar es la mejor opción.



Viajar TE ABRE LA MENTE

Viajar te hace conocer otras culturas, gente de todos lados del mundo, otras religiones y sus tradiciones, nuevas formas de pensar, te hace mas sensible y tolerante, te genera abrir tu mente a nuevas filosofías y entender que el mundo no es como te lo pintan en las noticias y los periódicos lo debes experimentar de primera mano para crear tus propios juicios y opiniones, te das cuenta que en cada lugar al que llegas tienen sus propios problemas y ventajas, te das cuenta entonces que el mundo esta mas allá de lo que tus ojos te mostraban y que tu eres parte de un mundo tan grande y a la vez tan pequeño, que compartimos los mismos sentimientos que cualquier ser humano en el mundo y que no importa si son blancos, negros, morenos, amarillos, verdes o rojos, todos estamos en busca de lo mismo, LA FELICIDAD y LIBERTAD de poder ser como cada uno quiere ser, te das cuenta que en el mundo hay mas gente buena en la que puedes confiar, mucha mas de lo que tu crees.

Viajando te das cuenta de la realidad del mundo, y te das cuenta que al igual que tu hay mucha gente buscando que este mundo sea mejor, encuentras a más locos como tu que buscan lo mismo, adoptas nuevos valores e ideas que te gustaría promover en tu sitio de origen, y ademas de todo eso, VIAJAR te motiva a crecer, a continuar aprendiendo,  a desarrollarte como ser humano para ser una mejor persona, con ese crecimiento interior, puede llegar también el crecimiento económico, profesional, sentimental, mental, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *